Pie plano y Puntas adentro, mitos y realidades

Que es el pie plano y la marcha con puntas adentro?

Pie plano, un problema real o una leyenda urbana?

En esta ocasión les platicare acerca de uno de los temas a los que comúnmente nos enfrentamos los ortopedistas pediatras en nuestra consulta… el pie plano y la marcha con puntas adentro.

Para fines didácticos he separado este tema en dos partes sin embargo ambas situaciones pueden presentarse e interactuar una con la otra.

Es de lo más común escuchar en la consulta a los padres preocupados porque su hijo/a tiene pie plano y esto les causa algunas inquietudes, tales como: no tiene un pie estéticamente normal, le causara alguna limitación funcional en un futuro?, repercutirá en su crecimiento?, le afectara su columna?, tiene cura?

Que es el pie plano?

Para definir de una forma sencilla decimos que el pie plano es aquel en el que su arco longitudinal medial se colapsa dando una apariencia aplanada de la planta y muchas veces se observan algunas prominencias oseas de ese mismo lado (esos “huesitos” son en realidad la cabeza del astrágalo y el tubérculo del escafoides).

Los pies de los niños (desde los bebes hasta los escolares) son sorprendentemente flexibles y maleables así mismo son inmaduros y esta inmadurez origina desbalance muscular, haciendo que los músculos antagonistas ganen a los agonistas y viceversa.

En el pie plano flexible típico, el arco interno se observara cuando el niño se encuentre acostado o sentado y cuando se le pida que se ponga de “puntitas”. En caso contrario (que no se observe el arco en estas situaciones) se le llamara pie plano rígido y en esta situación junto con los síntomas del paciente se tendrá que sospechar de algunas otras variantes ( coalición tarsal, astrágalo vertical, etc).

Además se estima que aproximadamente un cuarto de los pacientes con pie plano flexible tienen contractura del triceps sural (los músculos de la pantorrilla), y es en estos casos en que los pacientes refieren dolor de la planta del pie, el talón y la parte posterior de la pierna.

Durante muchos años estos pies han sido tratados de manera fervorosa por distintas ramas de la medicina no ortopedicas y también por los mismos ortopedistas tratando de mejorar el aspecto estético de los pies y/o para disminuir los síntomas.

El tratamiento ha consistido en el uso de zapatos especiales, plantillas, taloneras, cuñas (virones), etc.

Esta practica de tratamiento ha sido perpetuada por muchos factores como la presión o angustia de los padres, el afán de los médicos por querer observar un pie anatomicamente “normal” e incluso (tenemos que decirlo) por la mercadotecnia de muchos comercios que se dedican a la venta de este tipo de productos.

Sin embargo hoy en día sabemos que la forma de este tipo de pies no va a cambiar por más órtesis que usemos, por mas zapatos rígidos que les pongamos.

La anatomía de los pies de nuestros niños cambiara por el simple hecho de que se encuentran en un constante crecimiento y desarrollo, NO por lo que les pongamos para alterarlo. Únicamente esta indicado el uso de ciertas plantillas y/o ejercicios de fortalecimiento muscular (por las razones antes mencionadas) para la disminución de los síntomas y solo en casos bien seleccionados por tu medico especialista.

Es importante comentarle a los papás que de ninguna manera su hijo/a tiene o tendrá alguna limitación para realizar cualquier actividad que se proponga, de la misma manera no repercutirá en el crecimiento ni en la forma de la columna de su pequeño.

Marcha con puntas hacia dentro, debo de preocuparme?

Ahora comentaremos acerca de otra causa común de consulta y es la marcha con puntas hacia dentro, marcha de paloma o intoeing (en ingles).

Es frecuente que los padres se preocupen porque su hijo/a camina y mete los pies y sufre de caídas constantes, pero que es el intoeing?

Esta alteración en la marcha la mayoría de las ocasiones es completamente fisiológica o normal, se debe a la forma (anteversión femoral ) de la cadera de los niños misma que cambia completamente desde el recién nacido hasta el adolescente para llegar a su forma adulta, realmente no es un problema del pie por si mismo, sino de la cadera.

Esta anteversión femoral aumentada causara que el niño camine con las puntas de los pies hacia dentro y de la misma manera las rodillas apuntaran hacia dentro.

Existen otras causas benignas de intoeing como la torsión tibial interna y el metatarso aducto, estas dos causas aunque se consideran benignas (osea que corregiran solas con el crecimiento) deben de llevar un seguimiento para cerciorarse que todo va dentro de la normaldiad.

Así como el pie plano, la marcha con puntas adentro ha sido tratada de manera exhaustiva mediante plantillas, zapatos al revés, twisters, cuñas, etc.

Y como lo comentamos para el pie plano, tampoco existe evidencia científica que sustente el uso de este tipo de aparatos para la corrección de este tipo de marcha.

Si bien es cierto que los niños con este tipo de caminar se caen constantemente, no existe tratamiento alguno que lo modifique.

Debido a su característica benigna y completamente fisiológica, es solo cuestión de tiempo para que las características de la marcha evolucionen hacia un caminar más “normal” o su forma adulta.

 

Conclusiones:

El pie plano y la marcha con puntas adentro son una variación anatómica normal.

Ninguna tiene una repercusión en el crecimiento y desarrollo de tu hijo/a.

No existe hoy en día evidencia científica (estadisticamente significativa) que apruebe el uso de órtesis para la corrección de éstas.

El dolor, cansancio y caídas frecuentes son un problema con el que hay que aprender a lidiar ya que desaparecerán paulatinamente.

No cedas ante la presión de la abuelita, tía, vecina, comadre o tienda de “ortopedia”.

No te preocupes si tu hijo/a tienen este tipo de variaciones anatómicas, si tienes dudas acude con tu médico especialista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas