18 octubre, 2017

Genu varum y genu valgum

GENU VARUM Y GANU VALGUM

 

¿Qué es el genu varum?

El Genu varum o rodillas arqueadas (comúnmente conocidas como de “charrito”) es una condición extremadamente común en la edad pediátrica (menos de 2 años) y los padres constantemente buscan revisión aun cuando son raramente sintomáticas.

Determinar si esta condición es puramente fisiológica (normal) o patológica es crucial ya que difiere el pronóstico y el tratamiento.

¿En qué consiste el genu varum fisiológico?

Cuando nos referimos a que una condición o “deformidad” es fisiológica, lo que queremos decir es que es parte del crecimiento y desarrollo propio de un humano (o ser vivo), que no necesariamente es algo malo pero que tampoco todo ser humano pase necesariamente por ese mismo proceso fisiológico.

El Genu varum fisiológico por definición es aquel que presenta un ángulo femorotibial de al menos 10° de varo, fisis o cartílago de crecimiento normal (en la radiografía) y un arqueamiento lateral (ápex lateral) de la parte proximal de la tibia y a menudo del fémur distal.

 

Comportamiento normal del angulo femorotibial en los primeros años de vida

Las piernas de la mayoría de los recién nacidos están arqueadas unos 10-15° y este arqueamiento es más notorio cuando comienzan a ponerse de pie (alrededor de los 12-18 meses de edad).

Poco a poco las piernas se alinearán y pasados los 2 años pasarán a otro tipo de angulación normal llamada Genu valgum fisiológico. (Imagen 1)

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del genu varum fisiológico es fundamentalmente clínico, los estudios de imagen no son necesarios (radiografías, etc.), a menos que se esté pensando en un proceso patológico.

¿Si no es genu varum fisiológico, que más puede ser?

No es una regla general, pero cuando el arqueamiento de las rodillas pasa los 2 años (sin haberse normalizado), sospecharemos que ese genu varum ya no es fisiológico y más bien se trata de una condición que debemos seguir y estudiar más a fondo.

Tales condiciones son: la tibia vara (enfermedad de Blount), alteraciones fisarias por trauma y/o infección (ej. Artritis séptica), enfermedades metabólicas del hueso (ej. raquitismo), displasias esqueléticas (ej. Enanismo) y fibrocartilaginosas.

Solo cuando sospechamos de un proceso patológico como los que acabamos de mencionar, están indicados los estudios de imagen y tal vez de laboratorio).

¿Cuál es el tratamiento del genu varum fisiológico?

Al tratarse de una condición meramente fisiológica el tratamiento es observar a el paciente, darle un seguimiento estrecho para detectar en su momento si algo no anduviera bien.

No están indicados los zapatos ortopédicos, plantillas, férulas ni mucho menos la cirugía.

Y si no es genu varum fisiológico ¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la tibia vara o de cualquier otra entidad antes mencionada tiene que individualizarse, se tiene que tomar en cuenta la edad del paciente, los hallazgos radiográficos, las enfermedades subyacentes, el potencial de crecimiento restante, etc., etc.

¿Qué podría pasar si no se trata?

Si estamos ante un proceso fisiológico lo que ocurrirá es que se normalice con el crecimiento del paciente sin dejar ninguna secuela ni limitación funcional.

Pero si se trata de un proceso patológico el encorvamiento empeorará lo que a su vez deformará las rodillas y producirá una sobrecarga en la parte interna de las mismas produciendo dolor y limitación funcionales en un corto tiempo.

 

GENU VALGUM

¿Qué es el genu valgum)

Para decirlo de una forma muy sencilla el genu valgum es lo contrario del genu varum.

Es una condición fisiológica en la mayoría de las ocasiones, en la que el ángulo femorotibial aumente el valgo de al menos 10°.

El rango de edad pico en la que vemos esta condición es entre los 3 y 4 años de vida. Pasada esta edad el genu valgum disminuirá hasta tener la angulación con la que persistirá en la vida adulta y es alrededor de los 11 años.

¿Cómo se diagnostica?

Masculino de 3 años de edad con un marcado genu valgum fisiologico

El diagnostico sigue siendo clínico, no están indicadas las radiografías ni algún otro tipo de imagen.

 

 

¿Tiene tratamiento?

El mismo cometario que con el genu varum. Al tratarse de una condición totalmente fisiológica, no está indicado algún tratamiento específico, únicamente hay que observar el crecimiento del niño y cómo se comporta con el paso de los meses o años.

PERO si con el crecimiento no hay una adecuada normalización de las rodillas, existen alteraciones para la marcha, dolor, limitan sus actividades cotidianas o deportivas, SI hay tratamiento y es mediante un proceso quirúrgico que hay que determinar según la edad y la deformidad del paciente).

¿Existen otras causas de genu valgum?

Por supuesto, y estas causas son las mismas que para el genu varum excepto la enfermedad de Blount. Las causas más comunes de genu valgum no fisiológico son las secuelas de fracturas e infecciones.

¿Qué pasa si no se trata?

La principal consecuencia de unas rodillas valgas no tratadas es la sobrecarga en uno de sus compartimentos, lo que eventualmente puede producir dolor y artrosis temprana de las rodillas.

 

 

 

 

Para más información o dudas del tema no dudes en contactarme, con gusto te responderé a la brevedad.

 

Bibliografía:

  1. Greene WB. Genu varum and genu valgum in children. Instr Course Lect. 1994;43:151–9.
  2. White GR, Mencio GA. Genu Valgum in Children: Diagnostic and Therapeutic Alternatives. J Am Acad Orthop Surg 
Ir a la barra de herramientas